Así construían un obelisco

Con la ayuda de rodillos de madera y rampas conseguían mover toneladas de roca hasta colocarlo donde habían planeado.