Cañada Real

La Cañada Real son una serie de asentamientos, considerados ilegales, donde viven cientos de familias. El gobierno consintió el corte de electricidad a esta población y, durante años, no tuvieron acceso a electricidad, para vergüenza de todos los españoles. La Unión Europea tuvo que intervenir y obligar a España a restablecer el servicio eléctrico.